Se utilizó acupuntura en un perro Schnauzer, macho, de 2 años, que presentaba 6 lipomas de diferentes tamaños, distribuidos en su cuerpo. Los lipomas fueron disminuyendo de tamaño notoriamente a la segunda sesión de acupuntura hasta disminuir completamente al terminar el primer mes.

Estudiamos el caso de Rei, con problemas de vómitos y dificultad en la defecación que optamos por tratar con acupuntura.