Resumen

Los fitocannabinoides CBD (Cannabidiol) y THC (Tetrahidrocannabinol), han sido utilizados con frecuencia en medicina humana como medicamento complementario para el manejo de las crisis epilépticas, debido a sus propiedades neuroprotectoras, ya que estos activan los receptores CB1 y CB2 expresados en el sistema nervioso central (SNC). Estos receptores también se expresan en el perro y el gato ejerciendo un papel fundamental en la neuroprotección e inmunomodulación en casos de pacientes con epilepsia.

Se realizó un estudio retrospectivo en Animal Health Neurología Veterinaria de la ciudad de Bogotá en 26 pacientes caninos hembras y machos epilépticos idiopáticos tratados con fenobarbital y levetiracetam, a estos pacientes se administró como tratamiento complementario aceite de cannabis en una proporción de 11CBD:1THC, entre el año 2017 hasta el 2018. En este estudio observamos que al incluir cannabis medicinal en aceite dentro del protocolo terapéutico disminuyeron las crisis en un gran porcentaje de pacientes.

Clica aquí para ver leer el artículo